El uso de adoquines de concreto hace que los espacios se vean más armónicos, además le dan cierto toque de elegancia a las calles y caminos. Éstos son piezas premoldeadas con muchísimas ventajas como:






  • Mayor resistencia al agua y al clima
  • Bajo costo por grandes beneficios
  • Fácil manutención
  • Superficie antideslizante
  • Innumerables modelos

Te puede interesar: ¿Cómo instalar adopasto?





El proceso de creación de adoquines de concreto no es una tarea sencilla, pero tampoco imposible, por ello, si quieres economizar en su compra podrías intentar hacerlos por tu cuenta, éstos son los pasos a seguir para lograrlo.




1. Identificar los tamaños: si prefieres hacerlos a tu manera lo ideal es que definas cuánto van a medir tus adoquines. Los puedes hacer de 35 por 35 centímetros o de 50 por 50, si los quieres un poco más grandes.
2. Cortar tus trozos de madera: una vez definidos los tamaños que desees, es necesario que cortes cuatro trozos de madera (si tu molde va a ser cuadrado). Es importante que sepas que debes considerar por lo menos 5 centímetros de ancho de la madera, porque éste también será el grosor de tu adoquín.
3. Une la madera: une la madera con las medidas correctas. Puedes utilizar cinta para unirla momentáneamente y después utilizar clavos de acero inoxidable.
4. Aplica material aislante: ¡OJO! Este paso es muy importante, ya que si no lo aplicas, la madera puede quedarse adherida a tu adoquín, además evitará que la humedad del cemento o concreto penetre la madera y altere su forma.
5. Base: el molde debe tener base. Puedes utilizar madera contrachapada atornillada fondo del marco.
6. Verter material: una vez con el molde listo por fin podrás colocar la mezcla de cemento o concreto, no olvides que debes aplanar la parte superior para que no quede fuera de nivel.
7. ¡imagina!: puedes hacer moldes de distinto tamaño y hacer un diseño más innovador, pero no olvides tener siempre tus medidas claras para que una vez puesto no te falte o te sobre.